limpieza facial

Limpieza facial: simplifica tu rutina de noche.

La importancia de la limpieza facial especialmente de noche: según estudios recientes acostarte sin limpiar tu piel acelera el proceso de envejecimiento el equivalente a al menos 10 años.

¿No da que pensar?.  A nosotros sí, y mucho.

Al parecer a las españolas nos cuesta más que a las japonesas por ejemplo realizar nuestro ritual de limpieza facial. Por cansancio, falta de tiempo o cualquier excusa. No lo tenemos interiorizado. Y sin embargo es vital para la salud y belleza de nuestra piel.

Limpieza facial: un gesto que debemos incorporar a nuestra rutina diaria como el respirar, es imprescindible irnos a dormir con la piel limpia.

Hay que tener en cuenta que es durante la noche cuando tiene lugar la regeneración celular de nuestra piel. Por tanto si nuestra piel no está limpia el proceso de envejecimiento se acelerará, las arrugas aparecerán antes y / o serán más evidentes además de propiciar falta de luminosidad.

Imagínate acumular en tu rostro los restos de polución, suciedad, restos de maquillaje y demás agresiones diarias. Por mucho que a la mañana siguiente limpies tu cara ya no será lo mismo: el daño estará hecho.

En nuestro afán por encontrar soluciones sencillas pero efectivas, te ponemos muy fácil que no te de pereza este momento. Te ayudamos con tu ritual nocturno ¡con un único paso!. ¿Cómo es posible?. Muy sencigel multifuncionllo:

Lo único que debes hacer es aplicar nuestro Gel Limpiador Desmaquillador con Aloe Vera, Ácido Láctico y Coco. Te proporciona una limpieza profunda pero efectiva respetando el PH de tu piel incluso si es sensible. Sentirás un frescor inmediato y notarás tu piel hidratada. Una delicia que hará tu rutina facial de noche un verdadero placer:

  •  Gracias al áloe vera luchas además contra el envejecimiento cutáneo.
  • El ácido láctico elimina impurezas y trata el poro de manera suave pero eficaz.
  • Y el derivado de coco aporta suavidad a tu piel. Una delicia para tus sentidos y una rutina rápida y eficaz.

¿Comenzamos?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *